Make your own free website on Tripod.com

Puerta a Puerta

Inicio
ALGO SOBRE MI...
Puerta a Puerta
Detrás de mis silencios
Canciones
Aires de poemas
Nubes y Tormentas
Gentes , Lugares, Instantes
Algunas Reflexiones
Pequeñeces
Hablando de Amor
Soledades
POEMAS 2003
POEMAS 2004
POEMAS 2005
POEMAS 2006
POEMAS 2007
POEMAS 2008
POEMAS 2009
Libro de Visitas y otros enlaces
Para contactarte

Poemarios

 
Primer poemario




AÑO 2001


Es para ti (I)

Creo saber que sientes
cuando tomas un lápiz
y escribes un poema,
conozco tu madera
leyendo lo que dices,
como se de la rosa
mirando los matices
del pétalo que tengo
en mis manos ahora.
¡Qué flor encantadora!
Acompáñame siempre
inhalaré tu espora
y esperaré paciente
que nos llegue la hora.
-

Es para ti (II)

Puede ser que te encuentres
esperando mis manos:
tuyas son. Mis caricias,
acabaran su viaje
levitando en tu cuerpo
orgulloso paisaje.
-

Es para ti (III)

Tiene mi niña ojos de miel,
saben sus labios a ella también
y su figura es menuda
como una flor.
Y cuando llega el amanecer,
abro mis ojos la vuelvo a ver,
dormida sobre mi pecho
piel contra piel.
-

Tu cumpleaños

Hoy es tu cumpleaños
y el mio en consecuencia,
dado que no concibo
mi vida con tu ausencia.

No me imagino el día
sin encontrar tu beso,
que me acaricia el alma
cuando a casa regreso.

Eres puerto seguro
que cobijas mis naves,
el faro que me auxilia
cuando hay tempestades.

Eres mi único bien,
lo primero que extraño.
Mi regalo sos vos
y hoy es tu cumpleaños.
-

Para ti

Que más puedo decirte que no te hubiera dicho
al cabo de este tiempo de convivir contigo?
Qué más puedo mostrarte que tu no des por visto?
Qué caricia te invento que ya no hayas sentido?
En qué rincón encuentro la maravilla nueva
que deslumbre tus ojos y tu sangre conmueva?
Qué otra rosa te corto que no hubiese cortado?
Qué poema te entrego que ya no te haya dado?
Al cabo de este tiempo de convivir contigo
me cabe una pregunta que es casi un desafío
¿En dónde tendré el beso más tierno de mi vida?
Quiero dártelo ahora, a ti, mi más querida.
-

Entraste en mi vida

Entraste en mi vida
como el agua en la tierra,
humedeciste de golpe
todos mis sentidos,
alimentaste mis raíces dormidas
y calmaste la sed que yo sentía.
¿Germinará el amor?
¿Comeremos del fruto?
Prefiero no pensar tan adelante,
entraste en mi vida
y ya es bastante.
-

Pasión

La fresca brisa que entra por la ventana
acaricia nuestros desnudos cuerpos,
el torrente de besos ha cesado
y respiramos de nuevo mansamente.
Ya cobijaste mi nave en la tormenta,
ha recibido tu tierra mi simiente,
duerme, te cuido, protegeré tus sueños;
me encanta verte asi, aunque no creo
que pueda contener a mis empeños.
-

No soy dueño de ti

No soy dueño de ti
y lo tengo bien claro,
el lugar que pretendo
ya se encuentra ocupado.
No hace falta que muestres
esa cara de enfado,
ya sé que no me quieres
caminando a tu lado.

Mas, prohibirme no puedes
que te lleve en mi mente
recordando paisajes
en los que estás presente.
Tu eres parte de mi
y aunque quiera olvidarte,
siempre termino asi
dolido de extrañarte.

No soy dueño de ti
y lo tengo bien claro
pero seguiré aquí
aún con tu desamparo.
-

Coincidencia

En un mundo
con millones de seres,
indiferentes todos,
donde nada es la muerte,
donde no importa el modo,
yo llegué a conocerte,
mirando el mismo cielo
en sitios diferentes.

¡Qué coincidencia! pienso.
Hay millones de seres,
es todo tan inmenso,
no sabía que estabas
y llegué a conocerte.
-

Necesito decirlo?

Necesito contarte que despierto en mis noches
aunque quiera evitarlo y tu eres el motivo?
Puedes imaginarme en medio de una plaza
cuando ando hablando solo como un loco perdido?
Me crees si te digo que gasto mis empeños
para ir guardando sueños que estrenaré contigo?
Sabes que doy la vuelta cuando escucho tu nombre
apago mi espejismo y nuevamente sigo?

Ponte a entibiar el nido,
sé que a pasos se avanza
(y es largo el recorrido)
Tu eres mi esperanza,
seré tu merecido.
-

Aún sigo

Creíste que había muerto
ya ves te equivocaste,
de nuevo está parada
la lata que volteaste.
Pensaste que estaría
en un rincón llorando,
me dibujé una mueca
risueña y seguí andando.
Estabas convencida
que habría de llamarte
y me cosí los labios
para evitar nombrarte.
Jugaste a que bastaba
para el fuego la brasa,
pero llegó una lluvia
y refrescó mi casa.
-

Hoy

Vivo pensando en ti
a cada instante.
Me robas los sentidos
por completo,
tapizas mis vacíos
y has devuelto
mis sueños a la arena,
en este Coliseo
los defiendo.
Eres mi expectativa,
me acompañas,
el llano en que deriva
mi montaña.
-

Para qué?

Para qué?
curaste mis heridas
con bálsamo en caricia
y besos en naciente

Para qué?
me volviste a la vida
si yo me había marchado
a morir mi pasado.

Para qué?
desbordas mis sentidos,
ocupas mi memoria,
vuelves atrás mi historia.

Para qué?
me pregunté mil veces,
si eres como la estrella:
estás, desapareces.

Para qué?
soy yo quien lo responde,

curaste mis heridas,
me volviste a la vida,
recuperé mi historia.

Estás.
-

Podrás olvidarme?

Podrás olvidarme
un día?
...no creo

Yo habré de pintarte
el cuerpo con tinta
de besos, indeleble;
pondré en pentagramas
a cada suspiro
que quede en la cama,
haré que erupcione
tu cuerpo en hoguera,
mantendré perenne
esta primavera,
podrás escucharme
diciendo palabras
que espera tu alma
y que nunca llegan,
verás que te miro
como tú de frente,
tendrás mi caricia
a menos de un beso,
sabrás que me marcho
deseando el regreso,
me darás tus sueños
para compartirlos,
seré tu cosquilla
seré tu osadía,
el verso que roza
la melancolía.

Podrás olvidarme
un día?
...no creo

y aunque así ocurriera
yo igual te espero.

*

No me siento perdido

Te equivocas si piensas
que cederé un palma
en pelear por tu amor,
por traerte
a morar en mi alma.

Es que no me conoces
si piensas
que yo temo
enfrentar la tormenta,
navegaré
hasta agotar mi remo.

No trates de esconderte
siempre brillas, tu estela
te delata en la noche
y perdura
en el día (aunque vuelas)

Ya eres mía y lo sabes,
aunque no te posea
tu órbita ha de tocar
mi puerta.
Ojalá que así sea.
-

Amiga

Amiga te agradezco,
como un obsequio
de aquellos que no abundan,
un día apareciste
cubriendo soledades
que te eran ajenas.

A la distancia
supiste darme un beso
y suturar la herida,
alegraste las horas
e invitaste al instante
de reflexión debida.

Me miraste a los ojos
de frente cada día
y pediste, promete
no prometerme nunca,
me mostraste capaz
de intentar mi osadía.

Amargamente,
destinos paralelos
nos llevan por el mundo,
que si esto así no fuera,
ya te hubiera encontrado
en alguna vereda.

Qué puedo hoy
pretender de tu vida,
si no puedo siquiera
acomodar la mía?
Un mal final
para esta melodía?

Igual 

y sé
que esto no lo compartes,

yo seguiré confiado
tu aroma a todas partes.
Dios me dirá
si es que vuelo soñando
o mi sueño de pronto
se aparece volando.

Amiga te agradezco
saberte compañera,
aunque sé que me quieres
arriaré mi bandera
y esperaré en silencio
hasta que tu lo quieras.


***

AÑO 2002
-

Es para ti (IV)

Una plaza vacía
de niños y sus juegos,
de amantes sobre el fuego,
de pájaros cantando
¿Puede llamarse plaza?

Una vida sin ella
la mujer que tu quieres,
sin sus amaneceres,
esperando por nada
¿Puede llamarse vida?
-

Es para ti (V)

Mis promesas no tienen
vencimiento formal,
acompañan mis actos
del principio al final.
Cuando digo te quiero
no dudes que es verdad,
déjame demostrarlo
de acá a la eternidad.

(De noche
cuando duermas,
si escuchas un ¡preciosa!
Ignórame, es que sueño
y estás en cada cosa)
-

Es para ti (VI)

Tu tienes la represa
desbordante de sueños sin estreno.
Qué tal si yo te ayudo
a flanquear la compuerta?
Quisiera que reguemos
este suelo fecundo
que habita en nuetros cuerpos,
hasta anegar las almas
con el amor
hasta ahora escondido,
detrás de alguna sombra.
-

Es para ti (VII)

Hoy sin buscar el momento
sonreí, encontré el argumento
para considerar que podía confiar,
que debía seguir apostando al amor
convencido de mi, esperanzado en vos.

Es bonito sentir que regresas así
acompasándote, siguiendo mi latir.
Simplemente pensarte, da sentido a vivir.
-

Premeditado

Estás preciosa,
ese vestido negro se luce en tu figura,
parada frente a mi (estamos solos)
sos una invitación a la locura.
Apenas dos palabras y el concierto
de besos y suspiros vio su inicio.
Mis manos en caricia
desnudaron tu cuerpo sin premura,
supimos paladearnos los amores,
desperté los gemidos, adormecí tus ojos,
tu puerto se adueñó de la ternura.
Te miré, vi tu alma, no hacían falta palabras,
la música cedía lugar a los silencios.
Nos tomamos las manos y bajando del cielo
me acomodé a tu lado hasta sentir la piel,
susurrando despacio volví a decir te quiero
y un mohín placentero me dijo yo también.

-

Es verdad que me amas?

Es verdad que me amas?
Que aparezco de pronto
volando por tu mente?
Que platicas conmigo
aunque no esté presente?

Es verdad que me quieres
con ganas olvidadas
e intentas recordarlas?
Que visito tu almohada
en cada madrugada?

Es verdad que no sabes
como callar mi nombre?
Que te mueres de ganas
por llamarme de nuevo?

Es verdad que me amas?

Es verdad que te ansío
y te sigue esperando
este cariño mío.
-

Prófuga

Sinceramente dudo
que puedas escaparte,
empapelé hasta el aire
con poemas que llevan
tu nombre sin decirlo.

Amargamente,
te he declarado prófuga
y el día que te atrape
tendrás tu merecido,

pagarás cada uno
de los besos perdidos,
te harás cargo de todos
los sueños que dormidos
esperaron pacientes
tu volver al presente,
tu partir del olvido.

Te he declarado prófuga
y no hubiese querido.
-

Dudo

Dudo
me he parado al oeste
y no veo que el sol
por la tarde se acueste

Dudo
me pediste no verte
sigue acá tu perfume
es cada vez más fuerte

Dudo
cuando escapa mi lápiz
y se va de la mano
a enterrarse en el pecho

Dudo
qué mal habremos hecho?
-

Algebra

Cuántos granos de arena
conformaron la roca
donde grabé tu nombre,
en la orilla del río?

Cuántas gotas de lluvia
inclemente, furiosa,
mojaron cada beso
que esta tarde nos dimos?

Cuántos astros del cielo
sirvieron de escenario
a dos cuerpos jugando
en pos de un corolario?

Cuántas palabras pueden
reflejar lo que pienso
cuando encuentro que falta
tu huella del sendero?

Dos seguro

Te espero.
-

No olvides que te quiero

No olvides que te quiero.
Cuando te sientas sola
inserta en multitudes,
cuando se apague el cielo
y te quedes a oscuras,
cuando cada camino
parezca que se cierra,
cuando esos lindos ojos
se queden sin mirada,
cuando no entiendas nada,
cuando nadie te escuche
o simplemente cuando
un mimo necesites
para entibiarte el alma...

recuerda este sendero,
bien sabes que te quiero.
-

Querés acompañarme?

Querés acompañarme?

adónde dices?

a ver, intentaré un destino...


Propongo hacer añicos
la palabra imposible,
que compartas conmigo
la libertad debida,
borrar el historial,
recuperar la vida,
desterrar de nosotros
las miradas perdidas,
ejercitar la risa
que se esconde olvidada
y ensayar las caricias
que aún no practicamos,
perfeccionar el arte
del amor que nos damos
y amanecer un dia
como lo imaginamos.

Te invito simplemente
a caminar de nuevo,
tomados de las almas.

Adónde?

adonde es lo de menos.
-

Recuérdame

Recuérdame
como aquel que una vez
supo darle a tu alma
sentencias olvidadas,
silencios pretendidos,
caricias impensadas.
Como el sueño posible
de acompañar tus días,
el que aceptó vivir
de frente a la osadía,
como el que supo verte
detrás de las palabras,
el que apostó a quererte
y hoy es postrimería.
Recuérdame
como alguien sin embozo,
romántico incurable,
pasajero forzoso
de tu melancolía,
la mayor garantía
que te brindó la vida
de sentirte sentida
detrás de un simple beso,
quien tendía la alfombra
protegiendo tus pasos,
un volátil abrazo
más breve que un suspiro,
el que perdió su historia
cuando llegó tu olvido.
-

Acá estoy

No pretendas de mi
otra cosa que esto,
lo que soy está puesto
frente a ti, este momento.
No te oculto mi herida
ni reprimo mi llanto,
cuando puedo me rio,
apesumbrado canto;
es mi estilo de vida,
menos cuerdo que loco;
cuando digo te quiero
significa te espero,
hoy, mañana, la vida
(no hay límite en mi afecto);
confía en mi, no podría
traicionarte al respecto.
No pretendas de mi
otra cosa que esto,
mi sentir, mis caricias,
mi verdad sin codicia,
lo que soy está puesto
y me muero con esto.
-

Yendo

La realidad dejará atrás mis sueños,
inalcanzables que parecieran ser,
locuras sin sentido?

Intentaré mil veces
total
amanece de nuevo después de oscurecer.
No quiero ser ceniza,
antes prefiero arder.

Donde está lo que busco
iré, encontraré el camino,
aunque pierda mi nve.
Zarpar, después veré.
-

Historia de un después

Después de dar a luz
esta complicidad de dilaciones,
nos vimos las miradas,
sin nociones
de nada alrededor,
no hay universo
sólo nosotros dos.

Después de permitir
que nuestras manos
preludiando las voces,
demuestren tremulando
lo inefable,
estallan vendavales
de verdades.

Después de terminar
esta tarde contigo
perfumado en canela,
racionaré tubeso,
el de la despedida,
hasta que vuelva a verte.

Después de confirmar
que lo imposible
es algo más volátil
que la suerte.

Después de renacer
entre resecas hojas
mi follaje.
después de todo,
tu,
alma y paisaje.
-

Cuando estamos juntos

Cuando estamos juntos
respiro otro aire
diverso del mío,
veo los colores
que tenía perdidos,
mi boca se expresa
con voces guardadas,
disfruto escuchando
la historia del día,
riendo contigo
viajo tu alegría.

Cuando estamos juntos
cede la tormenta
y el viento es caricia,
queda a mis espaldas
la bruma cerrada,
descubro que hay cosas
que desconocía
y hallo entre tus besos
esa sintonía
que borra de pronto
la melancolía.

Cuando estamos juntos
desborda mi río
queriendo atraparte
en su recorrido,
busca desnudarte
sin que sientas frío,
mojar tus orillas
y pintar de rojo
tu rostro sombrío,
gestarte suspiros
que nunca has tenido.

Cuando estamos jutos,
cuando estás conmigo.
-

Y todos fuimos víctimas

Que cruento es este adiós que me conmueve
impidiendo mesura en mi lamento,
no puede ser mendaz mi sentimiento
ni yo decir que estoy así contento.

Comprendo tu razón y la comparto
ya tienes tu lugar, el escenario,
donde quieres plasmar tu corolario
Yo? un simple polizón de tu destino.

Acá, en la distancia que has fijado,
hoy me quedo dolido, acostumbrado
a masticar el polvo y si has mirado
mis ojos torpemente colorados,
no pienses que he llorado...

te lo aseguro yo,
me estoy muriendo y dejo que te marches.

Qué más puedo decirte?
que te quedes?

Prefiero que resuelvas tu armonía,
yo sigo siempre igual, desde un principio,
detrás de algunos versos escondido,
sin querer aceptar que te he perdido.

-

Respuesta

La vida es algo similar a una carrera de postas,
en la que vamos tomando testimonios
que otros nos alcanzan
y en sintonía con esto
yo supe de una historia...

Existió un caballero
que con su fiel ladero
recorrió ciertas tierras
que nunca había explorado.

El viaje era quebrado,
andando sobre andado
y el lacayo en intento
de proteger la historia
del señor que la vida
le estaba regalando,
iba dejando cuentas
señalando el camino.

Aquí estoy, he pasado!
marcaba cada piedra.

El señor cayó en cuenta
de las señales puestas,
sin saber bien porqué
reprendió a su criado,
ya no quiso más manos
señalando el regreso.

Cuando llegó el invierno
y sin calor delante,
el noble cabalgante
quiso volver a casa,
levantó la mirada
y sin encontrar nada
ni camino, ni abrigo,
ni manos levantadas,
ni a su fiel compañía
(que muerto había de frío
sin que él cuenta se diera)
ni un sol que iluminara,
lloró

hasta quedar sin lágrimas
y no tuvo respuesta.
-

Dislate

No quiero que me hables.
Por un instante
prefiero tu silencio
¿Puedes fotografiarte el alma?
Hazlo
envíame una copia
resultará más fácil comprenderte.
Hay cierta insensatez inesperada
en las licencias que nos dimos.
Quizás por impericia,
quizás por la premura del destino
estalló una granada
y las esquirlas
hirieron nuestro débil paradero.

Envíame esa copia,
intentaré desenredar esta madeja,
arrancar la maleza,
paliar este dislate
si me dejas.
-

Aunque

Me conoces
(aunque a veces lo dudes)
y sabes que mi vida
es otra si no estás,
que camino
mirando por tus ojos
y sueño lo que falta
junto ti y nada más.
Que cuando veo el cielo
oteando alguna estrella,
en realidad no es cierto,
sólo te busco a vos.
Que siempre
aunque lo niegue
estoy pensandoté.
Que nunca
aunque te vayas
de ti me olvidaré.
-

Mañana qué?

Ayer
yo, vos
conocernos,
querernos sin fronteras,
sin misterios.
Amor de veras,
el que se queda
siempre.

Hoy
yo aquí
vos no
queriéndonos igual.

Oscuridad,
llegará el alba
y volveré a tenerte
siempre.
-

Dos sombras en la arena

Esta noche la playa
parece un escenario.
Un público de estrellas
nos observa distante,
sin hacer comentarios.
Nuestros cuerpos desnudos,
dibujan en la arena
figuras enlazadas.
La espuma nos invade.
La luna que es curiosa
nos baña sin permiso
para que yo te vea.
Prefiero acariciarte,
dejar sin intersticios
el delgado confín
de mi oferta y tu espera.
-

Y vos?

Anoche pensé en vos.
Te imaginé extasiada
mirando las estrellas
hasta la madrugada,
bajo un cielo más limpio
que el vírgen de tu alma.

Anoche pensé en vos.
Volando una poesía
me asomé a la ventana,
para ver si encontraba
brillando a la distancia
la luz de tu mirada.

Apenas te has marchado,
aún perdura tu aroma
(la única alegría
que me perfuma el aire),
quisiera que recibas
mañana este recado

anoche pensé en vos
y vos
en qué has pensado?
-

El Pacífico espía

Quisiera compartir tu playa esta mañana,
tomados de las almas caminar sin destino,
con escasas palabras, mirada tras mirada,
jugar las caracolas, descubrir pequeñeces,
olvidarnos del tiempo, del mundo y sus recaudos,
privilegiar los duendes de algún sueño olvidado,
premiarnos con un beso, el que este amor merece,
deshojar los secretos que esconden nuestros sueños,
ahora que atardece.
-

Desatino

Que desatino,
te siento en soledad
con tanto para dar.

Y tu eres tan feraz
para brindar amor.
Un abrazo,
más tibio que un nidal
en la postura.

Que desatino yo
desierto,
el último ejemplar
de una especie que está
a un paso de extinguir.

Te busqué sin saber
que camino seguir,
no logré coordinar
tu ir y mi venir.
-

Se me escapó un te quiero

Justo yo,que no pedía más deseos cuando caía una estrella;
yo, que sentía un torniquete hecho en cada sentimiento;
que estaba convencido que a todos los oasis les habían sacado el tapón de drenaje;
que tenía olvidado cómo se pronunciaban un montón de palabras hermosas.

A mi, nuevo morador del cuarto más oscuro del escepticismo;
anoche , de repente, se me escapó un te quiero;
rotundo como el cielo, inesperadamente.

Justo yo, me vengo a enamorar de esta manera.

Partido en dos, mi pobre corazón no tuvo chances
de evitar que cruzaras la frontera.

-

Afortunadamente.

Ojalá aprovechemos este sueño mayor
esta historia sin par, para dos,
este poder vivir para extrañarnos.

Mientras tanto, mi voz olvidó dos vocablos:
pasado, que dejó
futuro, que aún no llega

me quedo en el presente o sea, Tú
mi tierna compañera.
-

EStá en vos

Si quieres que te ame
devuélveme al terreno de la credulidad
de las mínimas cosas que hoy
vistas a distancia
eran tan importantes.

Si tu quieres que intente
festejar como antes
lo mágico de un beso prolongado y silente,
enséñame primero a suspirar de nuevo,
que tan solo respiro porque sino me muero.

Y si bien ese día
seré todas las cosas que amé desde un principio
por el aire hasta el agua
la flor de tus caprichos...

Ayúdame te pido
a que pueda destapar esta noche
mis recuerdos dormidos,
no hay otra alternativa:
me incorporo a tu vida
o me pinto de olvido.
-

El capullo

Hoy encontré en mis manos
un capullo de rosa
y no supe que hacer.

Si intentar colocar
en la tierra su tallo,
esperando aceptara
enraizar y quedarse
o ponerlo en el agua
de mi viejo florero
aguardando que abriera
su belleza a mis ojos,
aunque luego murieran
esos pétalos rojos.

Ni la tierra era buena
ni el jarrón de mi antojo.

Busqué al rosal más joven
a vistas vigoroso,
seleccioné una yema,
la mejor de mi gajo
y la até firmemente
en la boca del tajo.
Fue como un beso eterno
que daría sus frutos
a lo largo del tiempo
(y quizás podría verlos).

En tanto mi cuaderno
que siempre me acompña,
mantiene entre sus hojas
un capullo reseco,
el que encontré en mis manos
y procuré cuidarlo.
-

Perfume

Las veces (cuantas)
que ante ti me presenté
con el alma desnuda,
tenías los ojos
vacíos de mirada.
Quise que me prestaras
algunas de tus alas
para tratar
de aprender a volar,
pero al verme las guardabas.

Las veces (pocas)
que dejaste tu huella
en la playa,
vino el mar, la marea
las llevó hacia el misterio.
Hoy dejamos de estar,
pero yo
que fui arena
de aquel paso,
lo recuerdo aún.
-

Amar

Sólo los locos del amor comprenden
que amar es mucho más que una palabra,
es una conjunción indefinida
de risas, llantos, voces y silencios.

Es un dar porque si,
un vuelo a ciegas,
un fértil territorio sin fronteras.

Es poder insalar por un momento
al corazón mirando todo el cielo.
Elegir una estrella, declararla
tu posesión, coloquio en cada sueño.
Y saber que alguien más
en ese instante
está volando a verla.
-

Intenciones

Querría regalarte
un puñdo de estrellas
para hacer una trenza
y formar un columpio
que colgaría en el cuarto
menguante de la luna.

Luego hablaría a la Vírgen
custodia de los vientos,
pidiéndole me preste
una brisa tranquila
que supiera mecerte.

Robaría un reflejo
del lago más perdido
para que sea tu espejo
y al buscarte me encuentres
mirándote a los ojos.

Sin que el cielo lo note
tomaría un arco iris,
lo pondría en el sitio
preferido a tu antojo,
para que fuera lecho
de nuestra independencia,
de amores germinados
sin que sea primavera.
-

Chance

En un extenso desamparo
deshabitado y frío,
con los segundos jugando de esmeriles,
gastando el poco
de fibra, savia y voces que subsisten,

pregunto

valdrá la pena hablarte?

Es tanta la estrechez de las palabras
que me cuesta escogerlas
y dudo en pronunciarlas.

La obscuridad del tiempo ya vivido
ha de seguir así, inconmovible.
Pero quisiera derrotar los silencios
y engendrar otra aurora contigo.
Recuperar follaje en estas manos secas
para saber que aún viven
detrás de los latidos.
-

Osadia

Me paré frente a vos
y desnudé mi historia.
Abrí cada ventana
para que vieras dentro
y conozcas rincones
que no te había nombrado.

Te mostré las arrugas
vigentes de mi vida,
las dudas, mis silencios,
alguna vieja herida.

Me dispuse que sepas
en donde te metías,
para que fueras dueña
después de tu osadía.
-

Vos y yo

Vos y yo quisimos despegar
bordeando la poreza de un milagro.
Soltamos las palomas a volar
y cerramos los ojos
para viajar con ellas, sin temer
ni la altura, ni el rumbo
que fuera menester
para darnos la dicha.

Vos y yo cansados de golpear
tanta puerta cerrada, indiferente,
intentamos pintar la realidad
con un color distinto
a la monotonía feroz del desconcierto.
Probamos respirar un olvidado
perfume de sonrisas
que tanto nos debíamos.

Vos y yo tenemos moretones en los sueños
y seguimos peleando
para dejar en pie lo que nos queda,
aunque nos duela, a veces demasiado.
Embriaguemos de amor los escenarios
donde nos toque actuar nuestro libreto;
prendido de tu boca irá mi beso,
me quiero ahogar en vos y no te miento.
-

Ternura

Hablamos hoy de amor ignorando intencionadamente
que nos perenecía a nosotros la escena.
Nos vestimos de ingenuos lo que duró el encuentro,
para decir aquello que costaba volcarnos delante de los ojos.
Así fue más sencillo.
Pasamos largo rato andando los jardines que siempre nos gustaron
tratando de aproximar nuestra cordura
al límite más cercano de este sueño
que nos viene siguiendo, hilvanando una historia.
Nos acusamos mutuamente de un miedo sin sustento,
porque no tiene caso desconfiar del cariño:
si nos alimentamos de las ganas de vernos
cómo pensar entonces que temernos podemos?
El reloj corre y un capítulo más termina por ahora.
La carroza se esfuma.
Debemos otra vez volver a la rutina
de un cómplice silencio que nos presta recuerdos
hasta volver a vernos.
Quizás en ese instante estalle finalmente
la ternura escondida detrás tus embtaes
y mis mudas barreras.
-

Detrás de ti

Mujer hecha de soles
y ansiedades de pájaros,
que robaste la intensidad del mar
para tus ojos
y caminas bailando,
con la gracia del verde
que acunara tu infancia,
me pueblas los silencios si te alejas.

Si te marchas, descubro
crecer el pensamiento tras tu imagen.

Le nacen besos, alas y caricias
y hay un volcán derramando ternura
por la ladera que habitan los recuerdos.
-

Te adivino

Te adivino mirando
detrás del escenario
el unipersonal
que actúo cada día.

Siento como tus ojos
me acarician la espalda
y te ries o lloras
en un coro conmigo.

Se que tiembla tu piel
tan pronto me desnudo
y que tus manos vuelan
a procurarme abrigo.

Te adivino mirando
detrás del escenario
con ganas de pasar
a interpretar conmigo,
la parte de esta obra
que aún no ha concluido
-

Contigo

Hundido en el silencio de tu abrazo
formo parte de un nido inaccesible
donde desaparecen los lamentos
y el cielo recupera diafanía.

Desde lo alto, todo parece breve
y yo piso la cima de los sueños
cuando en tu pecho corro las cortinas
para así descubrir otro paisaje.

Allí, desaparecen los espacios
y el tiempo es un presente sin fronteras
donde siempre es posible un nuevo anhelo.

Perdiéndome en tus ojos me convenzo,
mirándote los labios me decido:
lo que toque venir... será contigo.
-

Tan cerca, tan lejos

Tan cerca de mis manos
que bastaría
levantar algo los brazos
para llegar a vos.

Tan cerca de mis labios
que si echo un beso al aire
sin duda ha de encontrar
tu paradero.

Tan cerca de mis ojos
que alcanza con cerrarlos
para verte.

Y sin embargo, vida
tan lejos de un ahora,
que me cuesta entender
los argumentos
de mi razón, que le habla
al sentimiento.

puerta.jpg

 
Este grupo de poemas incluye aquellos
que tienen un   domicilio específico.
Es decir,
a través de vivencias
-propias o de terceros-
un destinatario concreto.
-º-

*
*

powered by lycos
SEARCH:Tripod The Web